Pages

Thursday, March 24, 2011

!!! Ya viene el baby !!!! parte 1

Si no estoy mal, van casi dos meses desde mi ultimo post.  Tal vez mas. Bueno eso es lo de menos.  Creo que hay cosas mas interesantes que hacer cuentas de cada cuanto posteo algo nuevo.

Hoy quiero hacer un recuento o más bien empezar la cuenta regresiva.  Hoy es mi último dia de trabajo antes de que nazca la nena.  Ya mañana no tendré que levantarme para estar en la oficina a las 6 de la mañana, aunque dudo que pueda dormir hasta tarde ya que nunca lo he podido hacer desde que soy mamá.  Mañana ya no vengo y regreso hasta mediados de junio.

Todos dicen que me envidian. Que que rico poder descansar tanto tiempo y yo les digo "¿de veras crees que voy a descansar?"  Cómo se nota que no son papás.

Gracias a Dios es la tercera y a estas alturas creo que ya he aprendido lo suficiente como para hacer estos próximos meses un poco más relajados de lo que fueron los primeros meses de vida de Daniel.  Aunque ahora voy a estar en mi propia casa y mi mamá no va a estar tan accesible para echarme una mano de cuando en cuando (muy a su pesar).

La cesárea está programada para el 31 de marzo, que es el próximo jueves, y solo le pido a Dios que por favor no me la haga venir antes como hizo con sus hermanos.

La cesárea.  Ese es otro tema bastante discutido en la office.  Me molesta un poco que empiecen con sus comentarios ignorantes antes de saber que esta pasando.  Aunque no es su culpa, al menos no del todo.  La mayoria de mis compañeros son bastante jóvenes y no tienen ni idea de lo que es la vida.  No que yo sea una vieja que ha vivido tanto, pero si compramos lo que yo he vivido y lo que ellos han vivido, me siento super vieja.

Bueno, regresando a lo de la cesárea, siempre me dicen que yo tan dichosa que no he sentido ningún dolor ni nada por el estilo.  A todas ustedes que creen que una cesárea programada es lo máximo dejenme decirles que ésto no es del todo cierto.  Lo máximo sería llegar realmente al día en que la cesárea fue programada y que todo saliera de perlas, que te pongan la epidural o la anestesia antes de que puedas sentir nada y ya está.  Pues mi caso fue diferente.  Las dos veces terminaron siendo casi que de emergencia.

El día que nació Daniel yo tenia cita con el doctor para hacer la medición de pelvis para ver si podia nacer natural o si debíamos hacer una cesárea.  Dejenme decirles que ese dia no vi la clinica del doctor en lo absoluto.  El dia anterior, llegó mi mamá a contarme las historias de los partos de todas las mujeres de la familia habidas y por haber.  Según ella para que yo estuviera preparada y no me agarrara de sorpresa, y ¿qué creen? me agarró de sorpresa.  Como a eso de la una de la mañana me desperté con un dolor en la espalda baja.  Al ratito se me quitó asi que no le preste demasiada atención.  Al rato me agarro otra vez y luego se me volvio a quitar.  Como a la tercera vez, pensé que de plano me lo estaba imaginando por todo lo que me contó mi mamá. (Soy algo hipocondriaca a veces).  Como la situación siguió así, como a las tres de la mañana decidi mejor despertar a mi esposo y llamar al doctor, aunque sea solo para que me regañara por haberlo despertado si no pasaba nada. 

Después de como un siglo, mi marido al fin se despertó y le pedí que por favor me alcanzara mi cartera que ahi tenia la tarjeta del doctor y que lo iba a llamar.  Después de otro siglo al fin regresa y me dice: "Aqui esta tu vaso de agua" ¡Agua!  para bueno hubiera yo roto fuente en ese momento, pero bueno, el pobre estaba sonámbulo y se le agradece el gesto.  La cosa es que al fin pude hablar con el doctor como a las cinco de la mañana y me dijo que nos juntaramos en la clinica como a las ocho y que cualquier cosa pues de alli nos ibamos al hospital.  Como a la media hora me llama el doctor y me dice que como era tan temprano que mejor nos juntaramos en el hospital como a las siete.

Nosotros pensamos que definitivamente iba a ser falsa alarma asi que nos tomamos nuestro tiempo.  Pasamos a echar gasolina y a comer algo.  Ese dia empezaban mis clases de traducción asi que jale mi cuaderno y estabamos haciendo planes para la tarde.  Creo que ni siquiera llevaba maleta ni nada.

Qué si oh! sorpresa, ya tenia dos centimetros de dilatación, asi que ya no sali.  El doctor me rompió la bolsa y me pusieron el suero y toda la onda.  Las contracciones empezaron cada vez mas seguidas y mas fuertes y todo el mundo me miraba como si estuviera loca porque en vez de gritar del dolor, me daban ataques de risa.  Por supuesto al final no me estaba riendo ya que después de varias horas yo seguia con dos de dilatación y los latidos del bebe empezaron a disminuir.  El doctor decidió hacer la cesárea.  Daniel nació con un morete en la frente de que quería salir y como no podia se lastimó. 

Gracias a Dios yo no tuve ninguna complicación, pero como cualquiera que ha estado bajo el cuchillo sabrá, los dias siguientes a la operación no son tan felices como se cree.  OK, tal vez no tuve que soportar los dolores de pujar para sacar al bebe, pero si los dolores de que la cicatriz sane correctamente.  El no poder reirme sin la preocupación de se me salte algún punto,  La necesidad de hacer resposo casi absoluto y que cada movimiento que haces te duele un poco.

Por supuesto, cada experiencia es diferente, y aunque yo siento que la tuve facil a comparación de mi mamá y algunas de mis tías, me molesta mucho que haya todavia mujeres tan ignorantes en ese sentido.  No tengo que haber experimentado todo para saber que no importa como nazca tu bebe, ninguna experiencia es igual y de que se sufre, se sufre.

No escribo esto para asustar a nadie, sino simplemente para que sepan que, como en todo en esta vida, hay que mantener la mente abierta y no juzgar a nadie sin saber toda la historia.  Mi decision de tener a mis hijos por cesárea no tiene nada que ver con conveniencia sino por cuestiones de salud, de cuidar mi vida y la de mis bebés.

Pronto les contaré la historia de cuando nació Ana Paula que es un poco más interesante...

Search This Blog / Busca en este Blog

Loading...